Cartel SAME 2015 final

 

Una Educación de calidad necesita de recursos económicos suficientes, gestionados por equipos humanos competentes, comprometidos con mejorar cada día este servicio público fundamental del Estado del bienestar. La implicación y la motivación de todas las personas que participan en el acto educativo, desde los gestores hasta los docentes, pasando inexcusablemente por las familias, es totalmente necesaria. Y cuando todas esas voluntades son confluyentes se produce una sinergia que garantiza el éxito de los procesos educativos cumpliéndose el viejo aforismo de que “querer es poder”.

 

Se cumple en el acto educativo diario con equipos docentes motivados que introducen cambios metodológicos y consiguen mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje y sus resultados. Se cumple en aquellos colegios e institutos liderados por equipos directivos competentes, capaces de motivar al profesorado, al alumnado y a las familias en torno a proyectos educativos de centro lo más participativos posible. Se cumple también, en aquellas administraciones educativas capaces de retomar el pulso de las aulas, las necesidades de los centros, las demandas del profesorado y de las familias, con el necesario concurso de los Sindicatos ejerciendo su importante labor reivindicativa y de negociación.

 

Creo que todo esto se está volviendo a recuperar en la Educación aragonesa. Hace ya siete años que dejé la secretaría general de enseñanza de CCOO Aragón y tras estos últimos cuatro años estériles y esterilizantes en materia educativa, en tan solo siete meses de gestión del nuevo Gobierno de la DGA constato avances y percibo que se recupera la ilusión por una Educación que de nuevo mira hacia el alumnado aragonés, hacia sus familias y particularmente hacia el profesorado que es el factor principal que garantiza la calidad de los procesos educativos.

 

Se han aumentado los recursos económicos, sin duda, pero también se está recuperando algo que es fundamental para asegurar el éxito de cualquier medida educativa: el diálogo, la negociación, la voluntad de llegar a acuerdos lo más consensuados posible.

 

“Querer es poder”. Y de esta guisa se ha paralizado la LOMCE en aquellos aspectos negativos sobre los que éramos competentes, se han aumentado las becas de comedor para que ningún niño aragonés pase hambre en nuestras aulas, se va a eliminar el próximo curso la injusta tasa de matrícula en los ciclos superiores de FP, se han conseguido mejores condiciones para la contratación del profesorado interino derogando el decretazo del anterior gobierno, se ha alcanzado un acuerdo para el incremento de plantillas docentes tanto en Primaria como en Secundaria que, además de mejorar la calidad de la enseñanza, va a producir un excelente concurso de traslados del profesorado funcionario, así como una importantísima oferta de empleo para las oposiciones de Maestros 2016, superior a la de los últimos nueve años. Los interinos volverán a cobrar el verano que tan injustamente les eliminó el anterior gobierno, comenzarán a recuperarse el número de horas lectivas que tenía el profesorado de Secundaria antes de los recortes, los institutos, por fin, podrán pagar sus gastos de funcionamiento ordinario y en Infantil y Primaria, con la debida prudencia, con acuerdo amplio de la comunidad educativa y sometido a una evaluación permanente, podrán ponerse en funcionamiento nuevos modelos de jornada escolar, consiguiendo con ello una reivindicación histórica.

 

¡Casi como en los buenos tiempos! comentábamos en un encuentro sindical que celebramos en CCOO hace unos días. Muchas de estas medidas necesitan dinero. Pero otras sólo han necesitado voluntad para conseguirlas en un clima de negociación sindical, de cordialidad, de diálogo, con los teléfonos que vuelven a funcionar y con las puertas de los despachos que se abren de nuevo para recibir las propuestas, las inquietudes y las necesidades de la comunidad educativa.

 

Mis felicitaciones: a la Consejera y a todo el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, pero de una manera especial a los Sindicatos de enseñanza, sobre todo a los que comprometen su firma en los acuerdos y a los Grupos Parlamentarios que desde el gobierno y desde la oposición están colaborando en esta empresa que tanto merece la pena. ¡Ánimo! porque quedan tres años por delante en los que, entre todos, tenemos que recuperar muchos derechos laborales perdidos en estos cuatro años del gobierno del PP y otras medidas tan importantes como el programa de gratuidad de libros de texto, la enseñanza bilingüe de calidad, el ritmo adecuado de construcciones e infraestructuras escolares, el programa de escuelas infantiles 0-3 años y tantas otras cosas con las que volveremos a situar a la Educación aragonesa en los primeros puestos.

 

Publicado en EL PERIÓDICO DE ARAGÓN el 9 de marzo de 2016

Anuncios