10351964_1093405154026409_1864621635812128084_n

Con el título “Un país con nosotras” se celebró en la tarde del martes 15 de diciembre, en el centro cívico Delicias de Zaragoza, un acto protagonizado por un importante equipo de mujeres de PODEMOS y que contó con una numerosa asistencia de mujeres y hombres.

 

Yo tenía ilusión por participar en este acto y fui con esa autoimagen de hombre de izquierdas comprometido con la igualdad de género, que lleva compartiendo su vida con una gran mujer durante nada menos que cuarenta años, autoconvencido también de que mi aportación en el día a día se produce en pie de igualdad.

 

“Me bajaron los humos”.

 

Durante dos horas, las mujeres que protagonizaron el Acto: candidatas al Congreso y al Senado, Diputadas en las Cortes de Aragón, Economistas, Psicólogas, Cineastas, Mujeres del Medio Rural, Mujeres sindicalistas, Mujeres de Colectivos Feministas … todas ellas Mujeres jóvenes y menos jóvenes de PODEMOS, fueron respondiendo a las preguntas que se les formulaba desde la dirección del Acto, magistralmente realizada por una mujer muy joven llamada Julia Cámara.

 

Aprendí mucho sobre la dureza del trabajo de la mujer en el medio rural, del trabajo inacabado de la mujer rural y urbana que no termina en su empresa sino que continúa en casa, muchas veces sin la ayuda de su pareja, de la dificultad para encontrar un empleo digno de las mujeres que deciden ser madres, de la brecha salarial en perjuicio de la mujer condenada a pedir excedencias o reducciones de jornada para atender las obligaciones familiares, de las profesiones “feminizadas” y de las “masculinizadas” con un componente sexista indudable, de las enormes dificultades de la mujer para acceder a puestos directivos, del derecho limitado a decidir sobre su propio cuerpo impuesto la mayor parte de las veces por leyes hechas mayoritariamente por hombres, de la homofobia y sus consecuencias negativas para aquellas mujeres cuya identidad sexual no se ajusta a los modelos de la heterosexualidad dominante, de los modelos femeninos y de la necesidad que todos tenemos de convivir en entornos donde predomine el cariño y la dulzura, valores incorrectamente asociados a lo femenino, de la violencia machista y de las 59 mujeres muertas según los datos oficiales o las 100 que ya lleva computadas FEMINICIDIO.NET en España a lo largo de 2015, cifra que se ha visto tristemente incrementada con la mujer asesinada en la madrugada de hoy mismo en Zaragoza.

 

“Salí muy interpelado” Mi autocomplacencia de macho alfa salió resentida. Despertarme hoy con el último crimen en mi ciudad me ha vuelto a emocionar y a indignar. Salgo con la lección aprendida de que en materia de igualdad no es suficiente con hacer y aplicar leyes que la favorezcan. Es fundamental que todos y cada uno de nosotros intentemos llevar la igualdad a la intimidad de nuestros hogares, porque si no lo hacemos así, las leyes no sirven para nada en este tema. Y en esto, la Educación se revela también como un motor fundamental de cambio, con la transmisión de conceptos, procedimientos y actitudes que fomenten la igualdad de género, desde la Escuela Infantil hasta la Universidad, incidiendo de una manera especial en esa etapa educativa donde los conflictos suelen ser mayores: la Educación Secundaria Obligatoria dirigida a la etapa evolutiva de la persona más complicada que es la Adolescencia.

 

El broche de oro del Acto lo pusieron la vicealcaldesa del Ayuntamiento de Zaragoza Luisa Broto y la candidata de PODEMOS por Madrid al Congreso de los Diputados Tania Sánchez. Ambas se refirieron a la oportunidad para cambiar este país que se nos presenta el próximo 20 de Diciembre.

 

Luisa, aficionada al montañismo, nos explicó que cuando se ataca la cima hay que esperar la apertura de una “ventana de buen tiempo” que permita coronar la montaña. El 20D es para Luisa Broto esa “ventana” en este caso una “ventana de oportunidad” que debemos aprovechar para llenar las urnas de ilusión y de fuerza por el cambio. Y nos advirtió de que los montañeros están preparados para aprovechar la “ventana de buen tiempo” cuando ésta se presenta, porque no dura siempre.

 

Tania Sánchez hizo suya una frase pronunciada anteriormente por Zazu, economista: “El 20D nos jugamos cambiar lo que es importante” y algo que es muy importante para Tania es conseguir que no se privaticen ni “los cuidados” ni “el planeta”, es decir, los servicios sociales públicos para que todo el mundo sea cual sea su nivel de renta tenga acceso a esos “cuidados” y el medio ambiente. Hay que recuperar la idea de que el feminismo es esa teoría revolucionaria que plantea que la mitad de la población tiene los mismos derechos que la otra mitad y el 20D podemos conseguir que la Sociedad Civil, en la que hay una presencia muy significativa de mujeres, entre en las Instituciones. Tania Sánchez finalizó su intervención con una frase especialmente brillante: “el 20D las mujeres nos jugamos la oportunidad de cambiar la cultura para que nunca más, ni nos juzguen, ni nos juzguemos a nosotras mismas, por no ser capaces de hacer lo que ni diez hombres podrían hacer”.

Anuncios