En “¡No sé a quién votar! (II)” publicado ayer 14N repasábamos con mi amigo Antonio, obrero del Metal zaragozano, todos los “chandríos” realizados por el Gobierno de Zapatero en este último año y medio. En “¡No sé a quién votar! (I)” iniciamos esta conversación con sus dudas respecto de la abstención. Antonio, cual “mosca cojonera” me puso “una puya en todo lo alto” criticando el Acuerdo de Pensiones que firmamos en febrero de 2011. Con el Acuerdo de Pensiones retomamos esta tercera entrada.

 –         En el tema de las Pensiones los Sindicatos hicimos lo que teníamos que hacer, amigo Antonio.

–         Manolo, los Sindicatos “os bajasteis los pantalones”. Y hombre, de la UGT que dicen que es el sindicato del PSOE … ¡tira que te va! Pero de CCOO …

–         No me vuelvas a tocar las narices Antonio y por favor ya basta de tópicos y exageraciones, al menos tú, que eres un hombre serio. Mira amigo, el Gobierno iba a generalizar la jubilación a los 67 años para todo el mundo, aunque tuviera “tropecientos” años cotizados. Sin embargo, gracias al Acuerdo que firmamos, un 60% de los trabajadores de este país se jubilarán a los 65 años con el 100% de la Pensión, porque tendrán los 38,5 años cotizados que se exigen. Y eso son muchos millones de trabajadores que se hubieran tenido que jubilar obligatoriamente a los 67 años de no haber firmado ¿vale? ¿qué nos hubieran dicho todos esos millones de trabajadores, tú entre ellos, que estás cotizando desde hace 40 años y te faltan tres para jubilarte a los 65 si no firmamos y nos meten “para todos café” a los 67 años? En lugar de tres te faltarían cinco para jubilarte, ¡Antoñete!.

–         Pues diría que me habíais hecho un “hijo de madera” (su expresión textual fue mucho más fuerte) –replicó Antonio-

–         Pero además –continué- el acuerdo ha permitido introducir la posibilidad de una jubilación anticipada voluntaria a los 63 años que antes no era factible, ha situado en 25 años el período de cálculo de la pensión y no en 40 que quería el Gobierno, hemos conseguido incorporar al Régimen General de la Seguridad Social a los Trabajadores del Campo y a las Empleadas de Hogar que tenían unos sistemas especiales de Seguridad Social malísimos, se va a regular la jubilación anticipada por la realización de trabajos penosos, insalubres o peligrosos ….

–         Pero sobre todo –le seguí diciendo- el Acuerdo que firmamos CCOO y UGT con las Patronales y con el Gobierno de Zapatero ha blindado y ha asegurado la sostenibilidad del Sistema Público de Pensiones para un buen número de años. Porque, amigo, “con la que está cayendo”, con las políticas cada vez más duras de recortes, con los Mercados queriendo meter una “dentellada” al Sistema Público de Pensiones para privatizarlo y tener una mayor cuota de negocio …. si no hubiéramos alcanzado ese acuerdo, hoy las Pensiones serían uno de los elementos fundamentales del debate en esta Campaña Electoral.

–         Antonio, te lo he dicho en negativo y ahora te lo diré en positivo: gracias al Acuerdo, hemos sacado las Pensiones de la contienda electoral de la que hubiéramos salido muy trasquilados en este importantísimo tema. Es constatable que en esta campaña electoral, ningún partido está tocando el tema de las Pensiones, ni siquiera “de refilón”. El Acuerdo lo ha sacado del debate electoral. No olvides, Antonio, que las Pensiones es el mayor Convenio Colectivo que firmamos, pues afecta a casi el 100% de la población: todos, tarde o temprano, seremos pensionistas. Por ello hay que tener un gran sentido de la responsabilidad en este tema y no dejarse llevar por planteamientos electoralistas o por propuestas maximalistas como pretendían algunos. Afortunadamente, los Sindicatos no escribimos al dictado de ningún partido político, al menos CCOO.

–         Bien Manolo, te voy a aceptar “pulpo como animal de compañía” –puntualizó sarcásticamente Antonio, haciendo bueno aquel dicho popular de que “donde hay confianza, da asco”- Pero ¿qué me dices de la vuelta de tuerca que nos ha metido el Gobierno con la reforma unilateral dela Negociación Colectiva que fortalece el poder del empresario? ¿Y qué me dices de la Reforma Constitucional para limitar el techo de gasto de las Comunidades Autónomas que impedirá la inversión y sobre todo favorecerá el recorte de los gastos sociales como la Protección Social, la Dependencia, la Educación o la Sanidad?.

–         Pues no te digo nada más de lo que tú ya sabes. Que las Organizaciones Sindicales y especialmente CCOO hemos manifestado nuestro más rotundo rechazo a todas esas políticas, denunciándolas como equivocadas, erráticas, que van a seguir profundizando en el deterioro de la Economía y en el aumento del Paro y que hemos Movilizado con Asambleas, Concentraciones y Manifestaciones en toda España a los trabajadores y a la ciudadanía en general. Aunque no siempre ha respondido la gente con la contundencia que debería haber hecho para intentar frenar estas políticas equivocadas.

–         Pero además de seguir resistiendo y movilizándonos contra los envites del Gobierno  –le seguí diciendo- desde CCOO seguimos planteando propuestas para salir antes y mejor de la crisis. Le hemos dicho al Gobierno, que no está escrito en ningún sitio que el déficit tenga que haberse controlado hasta 2012, lo que está impidiendo que haya recursos para incentivar la economía y crear empleo. Claro que hay que terminar con el déficit, pero hay que ampliar el plazo para poder liberar recursos que destinemos a la inversión productiva que genere riqueza y empleo.

– Y además, desde CCOO estamos emplazando a todos los Sindicatos, a los Partidos Políticos, a las Organizaciones Empresariales y al Gobierno que salga de las urnas el día 20, a alcanzar un Pacto por el Empleo que pivote sobre diferentes ejes: un pacto de rentas en el que no sólo se moderen los salarios como ha sucedido hasta ahora, sino también se moderen los beneficios empresariales, para reinvertirlos y favorecer la actividad económica y el control de los precios de los productos básicos como los alimentos, el transporte, el gas o la electricidad.

–         Este Pacto por el Empleo –continué- debe apostar por la Investigación, por el Desarrollo y por la Formación para salir de la crisis con otro modelo productivo más competitivo. Y también debe apostar por reforzar el sistema tributario recuperando el impuesto de Sucesiones y Donaciones, recuperando también el impuesto de Patrimonio, eliminando las deducciones del de Sociedades, estableciendo un nuevo impuesto sobre las Entidades de Crédito como han hecho en otros países europeos, controlando las SICAV, desarrollando una fiscalidad verde, aumentando al 51% el tipo impositivo del IRPF a las rentas superiores a 500.000 euros … En definitiva, aumentando los ingresos para que el déficit no se corrija sólo disminuyendo los gastos y para que haya recursos que activen la economía y con ello se genere empleo. Finalmente, proponemos un conjunto de medidas para sanear el sistema financiero y hacer que el crédito fluya a las empresas y a las familias.

–         Manolo, amigo, oyéndote me produce una pena tremenda que la gente no se entere o no nos queramos enterar del trabajo y de las propuestas de CCOO y de los Sindicatos en general. Igual se callarían algunas “boquicas” y también muchas “bocazas” que os tienen a los Sindicatos en el punto de mira con críticas injustas e interesadas. Pero sigo sin tener claro a quién votar. ¡Hablemos de política de una vez!

–         ¡”Joer” Antonio! ¿Acaso hemos hablado de otra cosa hasta ahora?

 (Continuará el miércoles día 16N con la última entrega en la que Antonio, cual san Pablo cayéndose del caballo, descubre, por fin, el sentido de su voto)

Anuncios