En esta segunda entrada sigo reproduciendo el diálogo con mi amigo Antonio que comenzó planteándose la abstención y mostrando su decepción ante las políticas realizadas por el Gobierno del PSOE en “¡No sé a quién votar! (I)”

 –         Mira Antonio, seguiré negando que el PSOE en su conjunto nos haya engañado. Pero sí te admito, sin discusión alguna, que el Gobierno de Zapatero, que efectivamente es del PSOE, nos ha defraudado a millones de españoles. Porque comenzó su segunda legislatura en 2008 negando la crisis económica, la aceptó bien entrado 2009 cuando ya había tomado medidas incoherentes para un gobierno de izquierdas como favorecer a las grandes herencias con la eliminación del impuesto de Sucesiones y Donaciones, a las grandes fortunas con la desaparición del impuesto sobre el Patrimonio o a las grandes empresas con las deducciones en el impuesto de Sociedades.

–         Además –seguí diciendo a mi amigo Antonio- nos devolvió 400 euros del IRPF para cumplir con una absurda promesa electoral, universalizó el “cheque-bebé” para todas las mamás tuvieran mucho o poco poder adquisitivo y de igual manera, en muchas comunidades gobernadas por el PSOE se aplicaron medidas también universales como la gratuidad de libros de texto para todos los niños, fueran de familias ricas, pobres o “mediopensionistas”. Es decir, hemos dejado de ingresar muchos miles de millones de euros en estos últimos años que hubieran venido “de perlas” para no tener que soportar las políticas de ajuste y de recortes que nos están aplicando desde mayo de 2010. Y bueno, si hasta ese momento, mal que bien, habíamos conseguido frenar las políticas de recortes, a partir de mayo de 2010 “nos han dado todas en el mismo carrillo”: bajada del sueldo a los empleados públicos en 2010 y congelación en 2011, congelación también de las pensiones a jubilados y pensionistas, disminución de las ayudas a la Dependencia… Nos aplicaron una Reforma Laboral que decían que era para crear empleo y para hacer que los contratos fueran indefinidos en lugar de temporales y como bien decíamos desde CCOO, esta Reforma Laboral ha servido para generar mucho más paro por el abaratamiento y facilidad del despido y también ha servido para aumentar la contratación temporal.

–         Todo eso es verdad Manolo. Son hechos irrefutables. Pero quizás Zapatero se vio obligado a hacerlo. Quizás no eran posibles otras políticas. Nadie le puede negar al primer Gobierno de Zapatero sensibilidad social. Y ahí está la Ley de la Dependencia, la Ley de Igualdad, la Ley del Aborto o la que regula el Matrimonio Homosexual. Decía además, de forma reiterada, que la crisis no la íbamos a pagar los trabajadores. Algo “muy gordo” tuvo que pasar ese fin de semana de mayo de 2010 para que de un día para otro arremetiera contra los derechos laborales, salariales y sociales de los trabajadores con la saña que lo ha hecho.

–         Sí eran posibles y siguen siendo posibles otras políticas Antonio. Luego te cuento las propuestas que estamos haciendo desde CCOO para intentar alcanzar un Pacto por el Empleo tan necesario como urgente, donde se proponen esas políticas diferentes. Eran posibles, siguen siendo posibles y si no se han hecho es porque el Gobierno “se ha plegado” a los dictados de los poderosos, al dictado de los especuladores, al dictado del capital. Te doy la razón de que el Gobierno de Zapatero de 2004 a 2008 y hasta mayo de 2010 impulsó leyes tan importantes y positivas como las que has comentado, pero desde mayo de 2010 hasta aquí se ha empeñado en “tirarse por el precipicio”.

–         Manolo, en mi fábrica, hemos comentado algunas veces con compañeros muy conscientes, comprometidos sindicalmente y algunos también afiliados al PSOE que en todo caso, si era necesario aplicar esas políticas que por lo visto exigían los Mercados y le exigían desde Europa, Zapatero lo tenía que haber explicado a los españoles, que hubiera disuelto el Parlamento y que hubiera convocado Elecciones, en lugar de aplicar unas políticas que contradecían el programa electoral de 2008 del PSOE.

–         Pues yo también comparto bastante esos argumentos Antonio. Si Zapatero convoca elecciones en mayo del año pasado en lugar de actuar enfrentándose a los Sindicatos, posiblemente “otro gallo cantaría”. Y seguramente el PSOE no afrontaría la tremenda debacle que tuvo el 22 de Mayo y la que previsiblemente va a sufrir el 20 de Noviembre.

–         Qué “chandrío” –afirmó Antonio llevándose las manos a la cabeza-.

–         Un “chandrío” enorme amigo. Un “chandrío” que afecta ya a cinco millones de personas en toda España que están en el paro. Aquí en Aragón más de cien mil aragoneses y aragonesas quieren trabajar y no pueden, según la última Encuesta de Población Activa. Y lo que es más grave, de las quinientas mil familias que vivimos en Aragón, más de veintiocho mil tienen todas sus personas activas en paro y ocho mil hogares aragoneses han agotado ya todas las prestaciones contributivas y no contributivas, por lo que no tienen ningún ingreso. Ahí tienes los efectos de la Reforma Laboral. Y lo de la contratación temporal que decían que iba a impedir la Reforma es tan cierto como lo anterior: más del 90% de los contratos que se han hecho este último año son temporales. La Reforma Laboral ha sido un auténtico fiasco.

–         Pero Antonio –continué diciendo- ahí hemos estado el Movimiento Sindical plantando cara a las medidas equivocadas del Gobierno de Zapatero con una Huelga General el 29 de septiembre de 2010 contra la Reforma Laboral, precedida y seguida de millares de asambleas, encierros, concentraciones, manifestaciones … y con una Iniciativa Legislativa Popular, también contra la Reforma, en la que recogimos más de un millón de firmas que presentamos en el Congreso de los Diputados el pasado mes de junio. Veremos qué hace el Parlamento que salga de las urnas el próximo día 20N con esta ILP.

–         Poco miedo le produjo la Huelga General al Gobierno, porque inmediatamente os metieron a los Sindicatos la Reforma de las Pensiones y la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años por toda la escuadra –apuntilló Antonio cual “mosca cojonera” haciendo gala de una sonrisa irónica y provocadora-

–         Ahí te equivocas Antonio. Las Organizaciones Sindicales estuvimos a la altura de las circunstancias en el tema de la Seguridad Social. Hicimos lo que teníamos que hacer.

(Continuará el martes día 15N)

Anuncios